From the category archives:

Salud

Fotografia gatito con la lengua afuera

 

Las plantas más tóxicas para nuestros perros y gatos

El acebo o el aloe vera son algunos de los vegetales que debes evitar que tu mascota se lleve a la boca

Las plantas más peligrosas para nuestras mascotas.

Otras plantas tóxicas para perros y gatos

1. Monstera deliciosa: También llamada Costilla de Adán. Provoca trastornos gastrointestinales.

2. Crotón: El contacto directo con el ´Codiaeum variegatum´ causa ampollas e irritaciones en la piel.

3. Espatifillo: Conocido como Lirio de la paz. Tiene efectos irritantes inmediatos.

4. Flor de Pascua: El contacto directo con el látex de la ´Euphorbia pulcherrima´ provoca dermatitis.

5. Jacinto: Los bulbos del ´Hyacinthus orientalis´ causan vómitos, diarrea e incluso muerte.

6. Ricina: La también llamada Higuera del diablo es altamente tóxica para animales y humanos.

Al igual que los niños pequeños, nuestras mascotas pasan el día rodeadas de peligros que atentan contra su salud. Cables, enchufes, medicamentos, escalones? Aunque normalmente procuramos mantener todas esas cosas fuera de su alcance, hay otro peligro no tan evidente que solemos pasar por alto: Las plantas

Ésta es una amenaza especialmente grande para los perros. A estos animales les encanta jugar en sus paseos diarios al aire libre y no es de extrañar verles comiendo hierbas, una forma natural de purgarse, por los jardines y campos. Éste hábito puede convertirse en un grave problema si ingiere una de las plantas tóxicas que te listamos a continuación:

1. Las Hortensias. Son algunas de las plantas más comunes de los jardines, pero también son de las más peligrosas. Los animales que ingieran algunas de sus hojas o flores pueden sufrir diarreas, vómitos, temblores o malestar general.

2. Marihuana. También tiene un alto riesgo para nuestros animales. Si nuestras mascotas ingieren marihuana se sentirán desorientados, tendrán falta de coordinación, vómitos, diarrea, babeo y en un caso extremo pueden llegar a sufrir convulsiones y entrar en coma.

3. Aloe vera. Aunque tiene muchos beneficios para la salud de los humanos, para las mascotas es todo lo contrario. Lo mejor es mantener fuera del alcance de nuestros perros y gatos esta planta que resulta tóxica para ambos.
Su ingesta puede provocar vómitos, espasmos, depresión y cambios en el color de la orina.

4. Acebo. Las hojas, los frutos y las semillas son especialmente venenosos para nuestros animales. Los síntomas que provoca esta planta tan navideña dependen de la cantidad de la ingesta. Si un animal come dos de sus frutos (algo mínimo) tendría trastornos gastrointestinales fuertes como dolor abdominal, diarreas o vómitos.
Sin embargo, una dosis superior podría llegar a provocar deshidratación, shock e incluso la muerte.

5. Hiedra. Una planta muy típica en las fachadas de las casas pero que para nuestros perros y gatos es especialmente tóxica en todas sus partes, sobre todo en sus frutos. El contacto directo con la hiedra puede provocar dermatitis con irritaciones y erupciones cutáneas debido a los pelos que recubren la planta y al jugo de su interior. Los síntomas si se ingiere son muchos peores: trastornos gastrointestinales, fiebre, disminución de la frecuencia cardíaca, espasmos musculares o incluso el coma. En casos muy extremos se puede llegar hasta la muerte por asfixia con parada respiratoria.

6. Narcisos. Los bulbos son especialmente peligrosos para nuestras mascotas.
El contacto directo con el jugo que desprenden puede provocarles irritaciones en la piel, y la ingesta de cualquiera de sus partes ocasiona diarreas, vómitos, dolor abdominal e inflamaciones.

7. Azaleas. Esta planta, el Rhododendron, es una de las más tóxicas tanto para perros como para gatos. Sus partes más peligrosas son sus flores y sus hojas. Una pequeña ingesta de la azalea provoca efectos alucinógenos en los animales. Una dosis más abundante causa: ardores bucales, alteraciones del sistema nervioso central, debilidad muscular, trastornos gastrointestinales, hipertensión, dificultad para respirar, coma y en casos extremos la muerte por asfixia. Lo mejor que puedes hacer si ves que tu mascota ingiere una azalea es acudir directamente al veterinario.

Son muchas las razones por las que los animales pueden acabar mordisqueando una de estas plantas que tengamos en casa o en el jardín: Por curiosidad, por estrés, para purgarse o simplemente por puro aburrimiento.

Aunque son varias las opciones para evitar que nuestros perros y gatos acaben con una de estas plantas en la boca (evitarlas, enseñarles a que no las toquen o ponerlas lejos de su alcance), lo mejor que podemos hacer para evitar sustos innecesarios es no quitarles el ojo de encima.

{ Comments on this entry are closed }

Estadisticas
.